February 22, 2014

PP

Si existe en la industria literaria un autor altamente especializado en la literatura de horror y misterio, con una trayectoria tan larga como vasta es su bibliografía, reconocido en cantidad de países por su obra, traducida a más de 20 lenguas, que ofrece pláticas ante auditorios llenos en las universidades más prestigiadas del mundo, cuyos libros figuran siempre en los best sellers del New York Times y ostenta récords de ventas con los que los meros mortales apenas podemos soñar… Ése es Stephen King, y desafortunadamente no nos acompaña esta tarde —no ha aceptado la invitación que se le hizo—. Sin embargo, niños, vengo a presentaros al autor de este libro, Lo que vino de las profundidades y otros misterios, quien en unos minutos nos acompañará en esta mes, y de quien les cuento un poquito:

Erasmo J. Valdés nació en la ciudad de Pachuca, Hidalgo, en el llamado año de Orwell. Comenzó su educación en el Estado de México antes de regresar a su ciudad natal a la tierna edad de 11 años y cursó sus estudios universitarios en el Tecnológico de Monterrey. Se matriculó en Contabilidad creyendo que un contador público era alguien que contaba cuentos en espacios públicos; en sexto semestre se da cuenta de su error y se cambia a Administración, graduándose en el invierno de 2007. Su breve carrera como escritor de ficciones comienza en el año 2002 y desde entonces ha sumado los siguientes créditos:
            De 2002 a 2007 forma parte del taller de creación literaria del Tecnológico de Monterrey en Hidalgo, bajo la dirección de la maestra Sagrario León García.
            Fue autor, editor e ilustrador de Amano, publicación semestral del mismo taller, en sus ediciones “verano de 2004”, “invierno de 2004” y verano de 2005”.
            Durante 2003 y 2004 fue colaborador espontáneo (muy espontáneo) de la publicación informativa catorcenal Maquinita Informativa, radicada en la ciudad de Apizaco, Tlaxcala, bajo la dirección del señor Felipe Pulido Moncada.
            Su obra literaria le ha merecido las siguientes distinciones:
·      Mención honorífica en el Primer Concurso de Cuento Corto y Poesía de la Fiesta de Humanidades del Tecnológico de Monterrey en Hidalgo en 2001.
·      Tercer lugar en el Primer Concurso de Cuento Corto y Poesía de la Fiesta de Humanidades del Tecnológico de Monterrey en Hidalgo, también en 2001.
·      Mención honorífica en el Concurso de Cuento Cristina Rivera Garza, convocado por el Tecnológico de Monterrey, campus Toluca, en 2002.
·      Mención honorífica en la categoría de cuento corto del Festival Cultural Consorcio Interrectorías del Tecnológico de Monterrey, con sede en Morelia, Michoacán, en el año 2003.
·      Primer lugar en la categoría de cuento corto a nivel profesional en el 19º Concurso de Creación Literaria del Tecnológico de Monterrey, con sede en Irapuato, en 2005.
·      Tercer lugar en la categoría de cuento corto a nivel profesional en el 20º Concurso de Creación Literaria del Tecnológico de Monterrey, con sede en Chihuahua, en 2006.
·      Mención honorífica en la categoría de cuento corto a nivel profesional en el 21º Concurso de Creación Literaria del Tecnológico de Monterrey, con sede en Toluca, en 2007.

Entre sus créditos profesionales podemos mencionar los siguientes:
·      Desde junio de 2011 funge como editor, colaborador y corrector de estilo de la Revista Letras Raras, publicación literaria y cultural de circulación mensual en formato electrónico.
·      Desde marzo de 2012 está al frente del programa Códex en la emisora Radio Plaza Juárez, en la ciudad de Pachuca, espacio de difusión literaria. En la misma emisora también colabora ocasionalmente como locutor auxiliar del programa de divulgación científica COSMOS.
·      De febrero a junio de 2013 impartió para la Sociedad Astronómica del Estado de Hidalgo el curso La Mitología Tras los Planetas en la ciudad de Pachuca, Hidalgo, y ha realizado presentaciones de divulgación astronómica en institutos de educación media-superior en la misma ciudad.
·      De octubre de 2013 a enero de 2014 escribió la columna semanal Libros y Otros Viajes para la revista electrónica Effetá.
·      También formó parte del dueto musical Vajra y posteriormente emprendió el proyecto solista Fiddler in the Room.
·      ¡Ah! Y actualmente también ofrece sus servicios como corrector de estilo, pero nadie lo contrata porque cobra muy caro.

Como autor ha aparecido publicado en dos Antologías de Creación Literaria del Tecnológico de Monterrey, una en 2005 y otra en 2006. En 2012 figuró en la Revista Secrecía, publicación literaria bimestral de la ciudad de Monterrey, en su ejemplar de enero-febrero. También es uno de los ocho autores de la Antología Letras Raras de narrativa y poesía 2011-2012, publicada en 2012 bajo el sello de Editorial Sad Face. El libro que presentamos esta tarde, Lo que vino de las profundidades y otros misterios, publicado por Alabastro, es su primer libro de cuentos.
Y ya, para no hacerla más de emoción, pido al autor, Erasmo Valdés, nos acompañe en esta mesa. Venga, recibámoslo con un aplauso.




Recuento de los daños
·      Desde la publicación de mi libro el pasado 9 de febrero, y luego de las dos primeras presentación en Puebla y Pachuca, he estado en 18 estaciones de radio y 2 programas de televisión.
·      He recibido 64 correos de felicitación, una tarjeta de “mejórate pronto”, un globo en forma de libro y hasta ahora llevo acumuladas 169 cartas de amenaza de grupos fundamentalistas, supremacistas, partidos políticos y chicas que no quisieron salir conmigo en la secundaria.
·      También, todos los días borro alrededor de 155 mensajes de odio de mi cuenta de correo —ya son menos—
·      Una cosa destacable es que, desde la publicación de mi libro, dos países entraron en guerra y se reconciliaron al tercer día.
·      El día que se publicó mi libro, la isla de Caspier se hundió en el mas Caspio y todos aquellos llamados Casper murieron ahogados.
·      Hace poco más de un mes el registro civil del Estado de Hidalgo me pasó el dato de que la semana siguiente al estreno de mi libro la tasa de divorcios en la entidad disminuyó un 12 %, pero al mismo tiempo la tasa de nacimientos se disparó un 48 %.
·      Tengo una oferta de Coca-Cola para que mi libro aparezca en un de sus comerciales.
o   McDonald’s lo quiere para su campaña Happy Readers.
·      Me enteré hace un mes que la noticia de su publicación convenció a 344 estudiantes de preparatoria de la ciudad de Puebla de no estudiar derecho para mejor estudiar letras, y a 1,288 alumnos de Pachuca de no entrar a ciencias de la comunicación para mejor estudiar administración.
·      El día que anuncié su publicación gané instantáneamente 6000 seguidores en Twitter, lo malo fue que los perdí a los 10 minutos por decir que no me gustan las pinturas de Frida Kahlo.
·      No están para saberlo, pero el día que presenté mi libro en Puebla resultó que agarraron al Chapo Guzmán.

He firmado…
·      Bebés.
·      Biblias.
·      Una tabla de surf.
·      Una lagartija —es bien difícil—
·      Un tipo quería que firma su ojo (ejemplo gráfico)
·      Un niño me pidió que gravara mi nombre en su antebrazo con un cuchillo
·      Firmé las muletas de una chava, quien luego las puso a la venta en eBay
·      Boletos de metro, de cine, revistas, revistas porno, películas porno
o   De hecho, me ofrecieron un papel en la nueva película de Zalman King, Porntry, pero lo rechacé porque en una escena había que hacer algo muy sucio con un puro, así que no.
·      Cómics, tenis Converse, gorras, playeras, directorios telefónicos y servilletas

·      ( ) 33 pares de bubis

June 13, 2013

Ficción para empezar el año




La Pirámide de Khéops es quizá el libro de cuentos más famoso de un escritor, crítico y académico que en vida no fue tan famoso al exterior de su natal España: Ricardo Doménech. Mejor recordado como uno de los más destacados estudiosos del teatro español del siglo XX, Doménech era también ávido seguidor de la literatura fantástica y llegó a engendrar algunos estupendos ejercicios de narrativa que a ratos siguen los pasos de Cortázar y a ratos de Borges.

De los diez cuentos que conforman este libro, rescato los siguientes: "Testigo Imparcial", que aborda el enigma de un desfile militar que súbitamente empieza a marchar hacia atrás; en "La Escalera de Sarto" un joven profesor de arte devela los misterios de una inexplicable escalera hallada en un monasterio; "Sobre la Parte No Visible del Iceberg" narra el borgiano encuentro que sostiene un académico español con un maestro egipcio sordo, ciego, mudo y lisiado que, no obstante, es capaz de comunicarse de manera asombrosa; pero el que más me gustó fue "Testimonio": un excelente ejercicio de ciencia ficción en el cual un anónimo narrador describe el mundo luego de que fuera invadido por unas igual de anónimas criaturas, pavimentando el camino a un final que te deja boquiabierto... O pensando: "ay, en la madre".

Lo recomiendo ampliamente para quienes disfruten la narrativa fantástica, las ficciones breves o sencillamente busquen a autores del corte de Julio Cortázar o Jorge Luis Borges. Este libro lo publica Editorial Salto de Página en su Colección Cian; es corto y no muy caro, pero a lo mejor hay que rascarle en más de una librería para conseguirlo.


Publicado originalmente en Effetá el 5 de enero de 2013.

June 10, 2013

Un Viaje Inesperado




El 21 de septiembre de 1937 John Ronald Reuel Tolkien, profesor de inglés de la Universidad de Oxford, hace su repentino debut como novelista al salir al mercado El Hobbit. Y le adjetivo como repentino porque él no contemplaba la publicación de este título, habiéndolo concebido únicamente como una historia para compartir con su familia y sus amigos (uno de ellos C.S. Lewis, creador de las Crónicas de Narnia). No obstante, mediante una de sus alumnas el manuscrito llegó a manos de una agente de George Allen & Unwin, editorial que de inmediato advirtió el potencial comercial de la historia. Tal presentimiento probó ser atinado pues, luego que convencieran a Tolkien de publicarlo, el libro se convirtió en un éxito crítico y de ventas que, de paso, puso a girar los engranes de una de las sagas de fantasía más célebres de todos los tiempos: El Señor de los Anillos.
            El Hobbit, más que un simple recuento de aventuras, es una historia de logro y crecimiento: en sus poco más de trescientas páginas nos relata cómo Bilbo Baggins, un relajado habitante de La Comarca, de pronto se ve enfrascado en la peligrosa misión de una banda de enanos para recobrar el tesoro de la Montaña Solitaria, resguardado por el dragón Smaug. Pero es muy distinto el Bilbo que, temeroso, abandona su hogar del que, más adelante, prevalece ante los trolls, supera los acertijos de Gollum y salva el día para sus compañeros tanto en Mirkwood como en la Batalla de los Cinco Ejércitos.
Escrito en un estilo relajado pero abundante en detalles, el libro tuvo una buena recepción inicial entre su público meta: el infantil. No obstante, encontró un público más receptivo y ávido en adultos y adolescentes, que durante generaciones se han sumido en el universo de la Tierra Media y que seguramente son los que más están disfrutando la primer entrega de la nueva trilogía fílmica inspirada en El Hobbit, dirigida por Peter Jackson (igual que las tres del Señor de los Anillos). Subtitulado Un Viaje Inesperado, este tercio inicial ha dado de que hablar tanto a críticos como aficionados por tres cosas: una es el formato de cuarenta y ocho cuadros por segundo (o HFR) en que se grabó y se proyecta en algunas salas (y que, en mi opinión, se ve bastante chido); otra es la división de la historia en tres cintas, situación que para algunos habla de la calidad de producción y para otros de la codicia del estudio; y la tercera es la inclusión de personajes que no aparecen en la novela, tales como Frodo, Legolas, Galadriel y el elusivo Radagast (y digo elusivo porque en la obra de Tolkien apenas se le dedican unos renglones).
La película está muy entretenida, tiene unos efectos visuales de primera, y aunque para el lector resaltan las inevitables omisiones/alteraciones de toda adaptación, éstas apenas demeritan la calidad del producto. Quizá el único inconveniente sea la duración, pues El Hobbit corre por casi tres horas, así que hay que ir a verla con suficientes provisiones y con el trasero descansado.
Si no han leído la novela, recomiendo la edición de Planeta, incluida en su colección de bolsillo: Booket.

Publicado originalmente en Effetá el 26 de diciembre de 2012.
http://www.effeta.info/blog/2012/12/un-viaje-inesperado/